LA PRINCESA SIBERIANA Y LOS TATUAJES MÁS ANTIGUOS DEL MUNDO


Por más de 2 mil 500 años el cuerpo de la princesa Ukok había estado sepultado en el corazón de las montañas Altai, en Siberia; su cuerpo momificado había permanecido prácticamente  intacto, preservado por las temperaturas casi glaciares de la estepa rusa. En la tumba mortuoria donde fue encontrada la "Dama de Hielo" también fueron hallados más restos humanos y  los de seis caballos. Los antropólogos piensan que la princesa fue enterrada junto a algunos de sus guerreros y sus corceles, que eran considerados acompañantes espirituales hacia el otro mundo. Pero lo más sorprendente de todo es que en el cuerpo de la princesa siberiana se encontraron tatuajes de seres mitológicos, mismos que muy probablemente reflejaban cierto estatus social y la necesidad de embellecer el cuerpo. También se cree que en su cultura los tatuajes tenían un objetivo metafísico; pues permitían a los familiares reconocerse en la otra vida. Se ha revelado que en el cuerpo de Ukok se encontraron tatuajes en la totalidad de los brazos, parte del pecho, la espalda y una pierna. Se piensa que la mujer, que murió aproximadamente a los 25 años; había alcanzado una vida larga y de un alto nivel social. Los diseños de sus tatuajes no difieren mucho de los diseños actuales, pues incluyen grecas, formas tribales y dibujos de caballos y otros animales mitológicos.

Comentarios